La alta producción y demanda de artículos esenciales y no esenciales, el uso indiscriminado de recursosE2 naturales renovables y no renovables y la falta de educación cívica y conciencia social sobre el gran consumo de productos empacados y embotellados, son algunos de los factores que han contribuido de una manera alarmante a un deterioro irreversible del medio ambiente, causando un impacto negativo en nuestra calidad de vida, la salud y la sustentabilidad del planeta.
La cantidad de desechos que se producen a todos los niveles, comenzando por los hogares, comercios, industrias, hospitales, construcción, entre otros, es algo imposible de dimensionar; un problema que muchas veces preferimos ignorar por creer que es un tema que concierne solo a ciertos sistemas y organizaciones. Lo cierto es que la destrucción ambiental es un problema económico, político y social, en el cual todos participamos.
El crecimiento urbano y la modernización, sobrepasan las necesidades básicas de saneamiento y salubridad, millones de toneladas de basura son generadas diariamente. La recolección de basura es un servicio al cual un gran porcentaje de la población no tiene acceso de una manera regular, lo que ocasiona una acumulación en tiraderos clandestinos, ríos y océanos.
Hay diferentes maneras en que se manejan los desechos; por un lado, la incineración de basura es un método que lleva riesgos ya que varias sustancias al ser quemadas liberan tóxicos que afectan el aire y al medio ambiente, aumentado el efecto invernadero y agravando el cambio climático que traerá como consecuencia desastres naturales.
Los tiraderos a cielo abierto también son un problema grave de insalubridad ya que son focos de infección que facilitan la proliferación de vectores; la descomposición de residuos produce tóxicos que contaminan el aire, el suelo, el subsuelo, y el agua poniendo a la población en un alto riesgo de padecer enfermedades infecciosas gastrointestinales, parasitarias, respiratorias, enfermedades transmitidas por vectores, intoxicaciones, etcétera.

La recolección y la disposición de basura es un problema que se debe atacar de forma individual y colectiva, donde los sectores públicos, gubernamentales y sociales deben participar en conjunto.
Es crucial tener una infraestructura eficiente, una capacitación técnica y una colaboración social para modificar comportamientos de conducta y crear una cultura que ayude a fomentar hábitos de consumo responsable y educación a la población sobre el impacto ambiental y los riesgos de salud. Tomar conciencia e informarnos de como utilizar los recursos naturales renovables y no renovables sin perjudicar el medio ambiente y como deshacernos de la basura que generamos, separando residuos orgánicos e inorgánicos para que puedan ser eliminados, reutilizados y disminuir riesgos de enfermedad y contaminación ambiental.
Los residuos orgánicos son fácilmente degradables de forma natural y pueden ser utilizados como fertilizantes; por el contrario los residuos inorgánicos pueden tardar muchos años en degradarse, es por tanto necesario que se separen para que puedan ser reciclados o eliminados correctamente.

Productos Orgánicos (Biodegradables)
Restos de alimentos
Papel
Plantas y desechos de animales
Productos hechos con materiales naturales (algodón, lana, madera)

Productos Inorgánicos (No biodegradables)
Plástico
Metal
Vidrio
Maderas procesadas
Baterías
Muebles, Juguetes, Ropa
Neumáticos
Residuos industriales
Materiales de hospitales y laboratorios (jeringas, bisturíes, materiales contaminados)

¿Que podemos hacer para disminuir este problema?
No compres cosas innecesarias
Compra productos naturales o con envolturas biodegradables
Evita bebidas embotelladas
Evita el uso de productos desechables
Usa baterías recargables o aparatos de recarga eléctrica
Separa residuos orgánicos e inorgánicos y elimínalos adecuadamente (si tienes duda, infórmate)
No deseches materiales químicos de limpieza, pinturas o aceites en los desagües
No contribuyas a saturar contenedores públicos de basura
Reutiliza materiales y usa objetos de segunda mano
Recicla y consume productos reciclados (esto disminuye los costos de nueva producción y gasto de energía)
Dona artículos que ya no uses que puedan ser útiles a alguien mas (muebles, juguetes, ropa)

Darnos cuenta de que tenemos un problema no es la solución.
Uno no puede hacer todo, pero todos podemos hacer algo.

Dra. Evelia Scholz

Sobre El Autor

Dra. Evelia Scholz

Médico Cirujano graduada de la Universidad Autónoma del Estado de México. Trabaja independientemente como Coordinador Médico Internacional. Las cosas que disfruto: la naturaleza, la lectura, la música, el arte, todo lo relacionado a la mente y la psicología. Me gusta viajar y conectarme con gente positiva. Contacto: eveliaascholz@gmail.com

Artículos Relacionados


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/41/d641548960/htdocs/gorcayes/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.